Miércoles 03 de marzo de 1999, Diario "Clarín"

COMO ES FUTURAMA, LA NUEVA SERIE DEL CREADOR DE LOS SIMPSON

A mil años de Springfield

A punto de estrenarse en los EE.UU., Matt Groening dice que su nuevo programa no es simplemente "Los Simpson van al futuro". Futurama se verá en la Argentina recién después de setiembre.

ANITA GATES. The New York Times y Clarín

Matt Groening parece un tipo común. A los 44 años tiene algunas canas, un poco de panza y se viste con el mismo esmero que lo haría un vendedor exitoso (camisa a cuadritos y pantalones color caqui). En el restaurante del hotel en el que se aloja, la gente en general le presta más atención a Tom Hanks, que almuerza con un grupo de gente al otro lado del salón. Y eso que Groening es el creador de Homero, Marge, Bart, Lisa y Maggie Simpson, y es consciente del poder que eso le confiere, sobre todo mientras prepara su primera serie nueva desde que, en 1990, Los Simpson pasaron al formato de media hora y comenzaron su reinado.

Vender la idea de Futurama, serie que en los Estados Unidos está a punto de comenzar a emitirse por la cadena Fox, fue bastante más fácil que imponer a Los Simpson, admite el papá de las criaturas. Esta vez "simplemente pasé por la puerta junto con Peter Roth", dice Groening, haciendo referencia al que hasta hace muy poco era presidente de Fox.

Los ejecutivos de la señal, sin embargo, estaban preocupados porque el nuevo programa animado no se parece tanto como quisieran a las primeras series de Groening. "Hay algo que no entienden y que yo ya les dije. En algo es igual a Los Simpson: es nueva y original." Futurama transcurre en el año 3000 en la ciudad de Nueva Nueva York, metrópoli que está edificada sobre las ruinas de la Nueva York original. ¿Derrumbe? "Invasión extraterrestre", explica Groening. El simbólico edificio Empire State sigue ahí, pero sólo quedan los últimos 22 pisos y la torre de observación. Ya no quedan palomas en la ciudad; los búhos dieron cuenta de ellas. "Son unos búhos muy lindos", agrega Groening.

Los personajes de Futurama tienen los familiares ojos saltones de Los Simpson, pero a diferencia de éstos y de los vecinos de Springfield, no tienen la piel amarilla. ¿Algún motivo en particular? "Evolución". Además hay extraterrestres que viven en Nueva Nueva York, "igual que ahora".

Uno de los personajes principales del programa es Frey, un terráqueo que fue congelado por accidente el 31 de diciembre de 1999 y se despierta el 31 de diciembre de 2999 en un mundo nuevo y extraño. Su mejor amiga es Leela, una cíclope extraterrestre. A menudo están con Bender, un "robot muy corrupto" que no está conforme con su programa de actividades y aspira a ser chef.roening, que ya está ubicado entre los más cómicos entre los cómicos (como un grande del humor cáustico), creció en Portland, Oregón. Su padre, un ejecutivo publicitario, fue el creador de la competencia Jantzen Smile Girl, un concurso nacional de belleza para una empresa de trajes de baño. Al terminar sus estudios en el Evergreen State College de Olympia, Washington, el joven Groening se trasladó a Los Angeles con el objeto de convertirse en escritor. Tenía 28 años cuando empezó a dibujar la tira Life in Hell (La Vida en el Infierno), una historieta cuyos protagonistas eran Jeff y Akbar, dos personajes idénticos tocados con sendos gorros rojos, y dos conejos llamados Binky y Bongo. Cuando le preguntaron si Jeff y Akbar eran hermanos o una pareja gay, Groening contestó: "Lo que les parezca más escandaloso". A fines de los ochenta, la tira se publicaba en 200 diarios.

Pero fueron Los Simpson los que le cambiaron la vida a Groening. Los personajes debutaron en 1987 como una secuencia pequeña de dibujitos en el programa The Tracey Ullman Show. En diciembre de 1989 tenían ya su propio programa, Simpsons Roasting on an Open Fire. Un mes después se estrenaba la serie de media hora. Para el otoño siguiente, Los Simpson se habían convertido en una marca comercial tan exitosa como otros monstruos del mismo año, las Tortugas Ninja y los New Kids on the Block. Sólo que, hasta ahora, sobrevivieron.

Naturalmente, todos se preocuparon cuando, la primavera siguiente, el programa fue trasladado a los martes por la noche, para competir directamente con el legendario Cosby Show, un éxito que ocupaba el primer lugar desde 1985. La popularidad de Cosby, sin embargo, declinaba. Los Simpson convirtieron la situación en una batalla por el rating. Y siguieron saliendo al aire los martes por la noche hasta 1994, cuando volvieron a los domingos. Ahí se quedaron y Groening sigue cosechando los beneficios.

Ahora tenemos a Groening a bordo de un símbolo de status: indudablemente tiene un aspecto más próspero cuando, después del almuerzo, el valet le trae su convertible BMW negro. Maneja hasta la oficina de Futurama, ubicada en el Sepulveda Boulevard, Los Angeles, donde varios empleados están trabajando este domingo en la carrera contra el tiempo que implica el estreno. En la sala de edición, tres empleados prueban distintas versiones de una misma línea: "Leela, es terciopelo verdadero. Ríndete". Se toman muy en serio la creación de este mundo del futuro. Uno de los miembros del equipo está muy preocupado respecto de si la luna creciente se ve exactamente igual que como se verá dentro de mil años.

Claudia Katz, productora del estudio que anima la serie, destaca: "No puede ser sólo algo así como Los Simpson en el espacio". Algunos episodios transcurrirán en la Tierra, otros en el espacio.

Alrededor de Katz hay todo un edificio repleto de gente trabajando. Dibujan los personajes de Futurama basándose en las 72 páginas de instrucciones del Manual para la construcción de personajes, que indica, por ejemplo: "Trate de que no se vean los chicles de Fry", o "el cuerpo de Bender tiene forma de taza".

Al recorrer la oficina vamos conociendo nuevos personajes. El Profesor Farnsworth, por ejemplo, parece una combinación del Sr. Burns y el abuelo Simpson.roening resume los personajes de Futurama: "Se trata de un pequeño grupo de personajes que no encaja en el conformismo del futuro. Ellos hacen lo que tienen ganas de hacer".

¿El mensaje de la serie es, entonces, el valor del individualismo y la autenticidad? Groening asiente a regañadientes, pero se apresura a decir: "No puedo creer que yo tenga un mensaje". Ja, ja, ja.(Traducción de Cecilia Beltramo)